BLOG

Jugar con agua, ¿qué beneficios tiene para nuestros peques?

Jugar con agua, ¿qué beneficios tiene para nuestros peques?

Por Patricia Gassó, educadora y psicóloga infantil

Tanto en la playa como en la piscina, jugar con agua es un plan ideal para aprovechar el buen tiempo con nuestros pequeños, ya que sienten fascinación natural por ella.

Aunque estas actividades suelen limitarse al verano, por ser divertidas y un gran remedio contra el calor, son muchos los beneficios de jugar con el agua para su desarrollo.

Por ello, independientemente de la época del año, es importante que nuestros hijos o hijas tengan la oportunidad de hacerlo, por ejemplo, durante la hora del baño.

Es más, ¿qué niño o niña se resiste a jugar con el agua en cuanto la ve, sea verano o invierno?

Los beneficios de jugar con agua

Como hemos dicho, los beneficios de jugar con el agua son numerosos para los más pequeños de la casa, pues contribuyen a su desarrollo tanto físico como mental. Veamos ya cuáles son.

Beneficios de jugar con el agua para el desarrollo de nuestros pequeños.

Motricidad gruesa

¡A los peques les encanta moverse! Al igual que ocurre con los juegos al aire libre, muchos juegos con agua necesitan que se desplacen y que muevan brazos y piernas. Por tanto, el primer beneficio de este tipo de juegos acuáticos es el desarrollo de su motricidad gruesa.

Motricidad fina y coordinación oculomanual

En segundo lugar, hablamos de la motricidad fina y la coordinación oculomanual, sobre todo cuando juegan con pipetas de agua infantiles o a trasvasar agua entre diferentes recipientes.

Desarrollo sensorial

Al jugar con agua, los peques agudizan sus sentidos, especialmente el tacto.

Desarrollo socioemocional

Aunque pueden hacerlo solos, los juegos con agua pueden ser actividades compartidas entre los niños, lo que desarrolla sus capacidades sociales y de interacción.

Desarrollo del lenguaje

Otro de los beneficios de jugar con el agua es que, al hacerlo, la interacción posibilita el desarrollo del lenguaje de manera lúdica y distendida.

Creatividad e imaginación

Ambas habilidades se ponen en práctica en muchas actividades, pero especialmente cuando los peques juegan con el agua. La razón es que se trata de un juego simbólico libre y no estructurado que les permite experimentar con un material al que aún no están muy acostumbrados.

Capacidad de descubrir nuevas cosas

Además de moverse, a los peques también les apasiona hacer descubrimientos científicos. Todos sienten gusto por la ciencia y por las cosas nuevas que descubren mientras juegan, y el agua es uno de los medios que tienen a su alcance para investigar.

    Dos niños descubriendo nuevas cosas jugando con el agua y la arena.

    ¿Qué pueden descubrir nuestros pequeños científicos al jugar con agua?

    • Hay cosas que flotan y cosas que se hunden.
    • La arena mezclada con agua pesa más.
    • El hielo se derrite al sol y el agua cambia de forma.
    • El aire hace que el agua se mueva.
      Niña pequeña jugando con la tierra.

      ¡A jugar con el agua durante todo el año!

      Cuando no es verano

      Teniendo en cuenta todos los beneficios que tienen, ¿por qué íbamos a limitar los juegos con agua al verano?

      De hecho, no cabe hablar solo de “juegos”, sino también de otras actividades que tienen el agua como protagonista y que pueden hacerse en cualquier época.

      Por ello, ¿qué podemos hacer para que nuestros pequeños jueguen con el agua o estén en contacto con ella durante todo el año?

      • Dejar que chapoteen y jueguen en la bañera.
      • Dejar que salten en los charcos: ¡para ellos es un planazo!
      • Dejar que te ayuden a lavar los utensilios de cocina.
      • Pueden ser grandes jardineros ayudándote a regar las plantas.
      • Enseñarles a cepillarse los dientes.
      Niño pequeño bañándose mientras juega con el agua y la espuma de la bañera.

      En verano

      ¡El verano es EL momento de jugar al máximo con el agua! Además de las actividades cotidianas anteriores, puedes:

      • Aprovechar el verano para jugar con mangueras.
      • Utilizar recipientes y elementos para hacer juegos de agua en el exterior.
      • Aprovechar la playa para jugar con cubos y palas.
      • Bañaros en playas, piscinas, ríos y lagos.
        Dos niños jugando con arena en la playa.

        ¡Aprovecha los meses de calor para pasar tiempo con tus peques! Jugar con agua es una actividad perfecta para hacer en familia. :)

        Si estás buscando juguetes de agua y arena, en las imágenes de abajo puedes ver:

        Juguetes de agua para niños de a partir de 18 meses

        Construir un castillo, cavar en busca de tesoros enterrados, transportar arena.. ¡No importa cuán ambicioso sea el proyecto! Estos juguetes son perfectos para usarlos en el parque o en la playa.

         

         

        Juguete de agua para niños de a partir de 3 años

        Este set incluye una bandeja de caucho, un barco de remos, un barco de vela, dos figuras, un tronco, tres peces, dos árboles de diferentes alturas y un arbusto. ¡Ideal para dejar volar su imaginación!

          

        ¿Te han gustado? Te recomiendo que veas el resto de juguetes sostenibles en nuestra colección de juguetes para jugar al aire libre.

        VER COLECCIÓN COMPLETA